Skip to content

¿Tu empresa está en crisis?

La pregunta de si tu empresa está en crisis es clave para entender cuál es la situación de partida. ¿Quieres conocer lo que pasa? Sigue leyendo.

Claves para saber si tu empresa está en crisis

La mayoría de los autónomos y pequeños empresarios toman nota de algunas variables para ver si el negocio va bien. Las siguientes medidas permiten tener una idea, aunque conviene considerar que hay que ponderar los distintos factores, la idiosincrasia de tu sector de actividad y que, además, el entorno externo también influye.

1. Caída de ingresos

La caída de ingresos es uno de los principales problemas que dan una idea de problemas. Si esta caída es sostenida en el tiempo (más de un año) y no está relacionada con el ciclo económico, deberías preocuparte. A fin de cuentas, es muy difícil la viabilidad de un negocio que venda menos.

2. Problemas para pagar a corto plazo

Las tensiones de tesorería son otro de los síntomas claros de problemas. No poder atender a tiempo las obligaciones crediticias o con proveedores es un problema grande porque limita el acceso a más financiación en un futuro. La realidad es que una tesorería saneada ha de contar con un remanente para hacer frente a pequeños imprevistos.

3. Financiación con circulante de operaciones a largo plazo

El circulante tiene que servir, básicamente, para los pagos a corto plazo. Si tienes que utilizar constantemente tu circulante para pagar préstamos o hipotecas es porque no tienes ahorros. Y esto, a medio plazo, generará un desequilibrio en la empresa.

4. Financiación no convencional

La financiación convencional es la bancaria y, aunque el contexto económico influye, y mucho, no poder financiarte por ese medio es un síntoma de problemas económicos. Es común que las empresas con problemas tengan que financiarse con patrimonio de los socios o con préstamos en empresas fintech, con intereses más altos.

5. Hipotecas de patrimonio de la empresa

El crédito está asociado a la confianza y a las expectativas que la entidad tenga en tu negocio. Es posible que tengas una parte del patrimonio de la empresa hipotecado para pagar un préstamo; ahora bien, si esto sucede con todo, deberías tener cuidado.  Una empresa saneada es aquella que no tiene patrimonio hipotecado o que tiene muy poco.

6. Los beneficios de venta no cubren los costes fijos

Los beneficios unitarios por las ventas tienen que cubrir los costes fijos. ¿Qué sucede en caso de que no se cubran? Que estás, también, ante un problema estructural que deberías solucionar. Esto puede suceder por un exceso de costes fijos o por un margen de beneficio demasiado reducido.

7. Ratio de endeudamiento alta

Las ratios de endeudamiento general dan una idea del estado de tu empresa. Y qué duda cabe que una ratio anormalmente alta es un indicador de problemas o mala salud. Por regla general, deberías preocuparte si tu ratio es superior a 0,60.

Conclusión

Conocer si tu empresa está en crisis es esencial para tomar decisiones a tiempo. En IF Assessors contamos con un equipo de profesionales multidisciplinar especializado en asesorar a empresas en crisis.

¿Quieres empezar a gestionar con tranquilidad tu negocio?

¡Ponte en contacto con nosotros y te asesoraremos de forma personalizada!