Skip to content

Tips para entrevistar candidatos para un trabajo remoto

Tras vivir la sacudida social causada por la COVID-19, el teletrabajo se ha impuesto en el entorno laboral de la actualidad. Por eso, el empresario tiene que adaptarse también. Y, además, tenemos que saber cómo realizar una entrevista laboral a los candidatos para un trabajo remoto. Por supuesto, siempre es necesario contratar al mejor candidato para un puesto de trabajo. Pero es todavía más importante ser cuidadoso cuando ese trabajador va a llevar a cabo sus tareas y responsabilidades a distancia. No vas a poder estar cerca de él o ella cuando le surja una duda, cuando tenga un problema con un cliente… Por eso, la persona que teletrabaja debe tener unas características especiales que intentaremos descubrir durante la entrevista que le haremos.

Pregunta todo lo que necesites

Un sistema muy práctico es incluir preguntas simples de “sí” o “no” según los requisitos del trabajo que estás ofreciendo. De esa manera, podrás filtrar de manera sencilla y rápida a los candidatos que no cumplan con los criterios básicos. Por ejemplo, puedes preguntar ¿tienes esta habilidad concreta que requerimos? ¿Dispones de la titulación necesaria? ¿Estás disponible para trabajar en el horario marcado? Esta ronda de preguntas reducirá de manera considerable tu lista de candidatos, haciendo que solo pasen al siguiente nivel de entrevista los mejores.

Puedes hacer a continuación una ronda de preguntas abiertas. De esta manera, podrás llegar a conocer mejor a los candidatos que quieren entrar a formar parte de tu equipo humano. Responder a estas cuestiones permite a los candidatos explicar por qué están interesados ​​en el trabajo que ofreces, por ejemplo. De igual manera, las personas que soliciten el puesto podrán explayarse en detalles personales, en cómo reaccionarían ante una u otra situación…

Valora los detalles

Ser un trabajador remoto implica mucho más esfuerzo que un trabajador normal. Un miembro de tu equipo que va a realizar teletrabajo debe ser alguien con características especiales. Por ejemplo, es una persona que debe tener iniciativa y constancia, ya que trabajará con escaso control. Debe ser una persona que se sienta especialmente motivada para llevar a cabo su trabajo, incluso cuando nadie le esté mirando.

Tiene que ser una persona realmente interesada en su labor. Tendrá que ser una persona cuidadosa, atenta a los detalles. Alguien constante, discreto y prudente, a la vez que decidido e independiente. Que se sienta especialmente identificada con los objetivos y filosofía de la empresa a la que representa.

No debes olvidar que es importante que sea una persona resolutiva, con iniciativa, con capacidad de reacción ante situaciones en las que no tendrá el apoyo de compañeros o de su superior.

Contratar buenos empleados remotos es un verdadero desafío, lo sabemos. Sin embargo, ya sabes que si necesitas asesoramiento, nuestro equipo de expertos te ayudará encantado. Juntos, conseguiremos encontrar a la persona que encaje perfectamente en tu engranaje. Una persona válida, de confianza y que, sobre todo, se sienta identificada con los valores y filosofía que tu empresa defiende y lleva por bandera.

¿Quieres empezar a gestionar con tranquilidad tu negocio?

¡Ponte en contacto con nosotros y te asesoraremos de forma personalizada!