Skip to content

¿Qué es una empresa de sociedad colectiva?

La Sociedad Colectiva es un tipo de empresa mercantil que puede resultar útil a pequeña escala. ¿Quieres conocer sus principales características? Aquí te las explicamos con detalle. 

La Sociedad Colectiva: definición y principales características de esta sociedad mercantil

Los distintos tipos de empresas están reconocidos en la actual Ley de Sociedades de Capital, pero esta es una excepción. En el caso de las Sociedades Colectivas, hay que hacer referencia al Código de Comercio, que es el encargado de regularlas. Las Sociedades Colectivas son más básicas que otras fórmulas, pero, precisamente por ello, tienen un nicho. 

Es bueno que sepas que existen varios elementos que distinguen estas empresas de otras. Las principales características que has de tener en cuenta son las siguientes:

Denominación de la sociedad

La sociedad mercantil siempre incluirá la denominación S.C. como abreviatura. Como elemento general, se hará constar el nombre de todos los socios a la hora de identificarla. Esta es la forma habitual de reconocerlas y diferenciarlas de otras fórmulas jurídicas. 

Número de socios

Las Sociedades Colectivas tienen un mínimo de dos socios, pero no tienen un máximo reconocido. Esto implica que no hay ningún límite a la hora de integrar distintos socios. En consecuencia, esta es una de las características que la distingue porque no puede haber sociedades unipersonales de esta naturaleza.

Por otra parte, y no es menos importante, todos los socios tienen la misma capacidad de decisión. Por lo tanto, y con independencia del capital que hayan aportado, tendrán las mismas participaciones en la empresa. 

Capital mínimo

Este tipo de sociedad, como no está regulada por la Ley de Sociedades de Capital, no cuenta con un capital mínimo. En consecuencia, es un formato de negocio que, por lo general, está asociado a pequeños comercios o PYMES.

Lo cierto es que esta empresa es poco común en la actualidad, pero sí que se puede encontrar porque ofrece una cierta flexibilidad normativa. Como la regulación es la que marca el Código de Comercio, no se requieren tantos trámites.

Responsabilidad de los socios

La responsabilidad de los socios en este tipo de compañía es ilimitada. Esto es, que el socio, en caso de que haya deudas, responde no solo con el capital que haya aportado sino, también, con su patrimonio personal. En este sentido, esta forma de empresa tiene similitudes con el autónomo unipersonal. No en vano, no hay una distinción tan precisa entre las obligaciones personales y societarias.

Existe una excepción en algunas de estas empresas, que es el socio industrial. Esto es relevante porque existen socios colectivos y socios industriales; los segundos no tendrían responsabilidad patrimonial, puesto que solo aportan el know how.

Tratamiento fiscal

Esta empresa, a efectos fiscales, tributa como cualquier otra sociedad de capital. Por lo tanto, para pagar los impuestos se regirá por la normativa del Impuesto de Sociedades. Cuando corresponda realizar una declaración fiscal, se tendrá en cuenta esta circunstancia. 

Conclusión

La sociedad colectiva es una opción mercantil que puede interesar y que te conviene aclarar. En IF Assessors contamos con un servicio profesional de asesoramiento fiscal y contable. ¡Contáctanos si quieres conocer mejor nuestros servicios!

¿Quieres empezar a gestionar con tranquilidad tu negocio?

¡Ponte en contacto con nosotros y te asesoraremos de forma personalizada!