Skip to content

Número NRC: qué es y cómo se obtiene

Los pagos a la Agencia Tributaria pueden hacerse de varias maneras, y el NRC lo facilita. ¿Quieres saber qué es y su utilidad? Sigue leyendo…

El número NRC, qué es y su utilidad práctica

La denominación NRC son las siglas del Número de Referencia Completo y cumple con la función de código justificante. Consta de 22 cifras alfanuméricas en las que se hace constar el NIF, el importe, el modelo por el que se paga, el ejercicio y el periodo correspondiente.

Dicho de otra manera, esta cifra, única, permite controlar la trazabilidad de un pago y, de esta manera, aporta seguridad. Está concebida para que hagas pagos ante la Agencia Tributaria (AEAT) de forma telemática. Y, de hecho, se acepta para pagar declaraciones, autoliquidaciones, sanciones y tasas. Eso sí, es imprescindible que no se haya seleccionado previamente la opción de domiciliar el pago. El código lo generará una entidad colaboradora financiera con la que trabajes o la propia AEAT. 

Eso sí, es relevante recordar que este código está circunscrito a pagos en un determinado tributo y periodo impositivo. Además, tienes que contar con certificado o DNI electrónico, estar dado de alta en Cl@vePIN y trabajar con alguna entidad financiera. En consecuencia, esto implica que, para futuros pagos, tendrías que obtenerlo de nuevo. 

Si bien el sistema se implementó en la AEAT, hoy también se utiliza en algunas haciendas autonómicas y forales. Aquí te indicamos las ventajas de utilizar esta opción:

Lo pueden obtener personas físicas y jurídicas

Este código está abierto a personas físicas o jurídicas (empresas, asociaciones o clubes). Por lo tanto, es un recurso al que puedes acudir independientemente de cuál sea tu forma jurídica. Lo único importante es que cumplas con las condiciones que se han indicado anteriormente.

El NRC permite controlar la trazabilidad del pago

La principal ventaja de este código es que te permite controlar la trazabilidad del pago. O, lo que es lo mismo, saber si se ha hecho, cuándo se ha hecho y su importe. Esto es especialmente relevante, puesto que tiene plena validez ante la Administración, y también lo aceptarán entidades financieras. En este sentido, es una forma de demostrar que has pagado en tiempo y forma

Es posible recuperarlo si lo pierdes

El segundo aspecto importante es el hecho de recuperar el número si lo has perdido. En este caso, lo más fácil será consultar directamente a la plataforma de pagos de la AEAT. Como este código nunca caduca, no tendrás problema para acceder a él si lo necesitas para justificar una operación. Esto, indudablemente, aporta tranquilidad. 

Mantienes la posibilidad de no domiciliar pagos

Muchos contribuyentes no quieren establecer la domiciliación de pagos. Por ejemplo, si no tienes unas perspectivas o si se trata de un pago puntual, es posible que lo quieras hacer así. Pues bien, con este código, podrás mantener el statu quo sin mayores problemas. Además, esto no irá en detrimento de la necesaria seguridad. 

Conclusión

El NRC es una posibilidad a la que puedes recurrir si no quieres domiciliar pagos en la AEAT. ¿Necesitas un servicio de asesoría fiscal para autónomos o PYMES? En IF Assessors te ayudamos a que tengas en orden tus obligaciones con la Administración. ¡Conócenos mejor!

¿Quieres empezar a gestionar con tranquilidad tu negocio?

¡Ponte en contacto con nosotros y te asesoraremos de forma personalizada!