Skip to content

Consejos para salvar una empresa en crisis

La gestión de una empresa en crisis requiere de un reconocimiento previo de la situación para buscar soluciones. En esta entrada te proponemos medidas para conseguir revertir la solución

7 consejos para salvar una empresa en crisis

Lo primero que conviene señalar es que estos consejos solo sirven si consideras que la empresa tiene alguna posibilidad de supervivencia. En caso contrario, lo preferible, tanto por cuestiones económicas como legales, es que te acojas a la Ley Concursal. Las distintas medidas que puedes tomar son las siguientes:

1. Negocia tus pagos

La negociación de los pagos es una de las opciones para tomar aire cuando estás en aprietos. Esto implica, por ejemplo, que consigas diferir el pago de determinados recibos o deudas. Eso sí, para eso conviene contar con un historial de pagos bueno y has de tomar otras medidas en paralelo. 

2. Busca financiación

Labúsqueda de financiación es otra de las alternativas que convendría aplicar. Esto se puede conseguir de dos formas, o bien mediante un préstamo o crédito (más complicado) o mediante ampliaciones de capital. En función del caso de tu empresa, podrás optar por una vía u otra. 

3. Reduce tus costes

La reducción de los costes puede parecer obvio, pero no está de más recordarlo. Cuando tomes la gestión de una empresa con problemas, has de comprobar concienzudamente si puedes realizar las mismas funciones con menos recursos. Esto es clave para un buen balance, no solo a corto plazo. 

4. Revisa tu política comercial

La revisión de la política comercial es otro de los elementos clave. Quizás vendas bien un producto o servicio, pero no le sacas el rendimiento económico. O, por el contrario, tienes algo bueno que ofrecer, pero no vendes lo que necesitas por el precio u otras cuestiones. Por lo tanto, es una de las cuestiones que tendrás que comprobar. 

5. Plantear los procesos productivos

Los procesos productivos pueden ser ineficientes o, simplemente, innecesarios en algunos casos. Es bueno que te plantees si tienes que realizar todas las funciones tú o tienes que subcontratar algunas. Esto a corto plazo puede implicar un coste, pero es fundamental si quieres asegurar la viabilidad de una empresa. Si una empresa es viable, podrás realizar estos cambios. 

6. Cobra las deudas pendientes

El momento de cobrar lo que te deben es este, no más tarde. Por lo tanto, convendrá que negocies los cobros y, en función de la necesidad y de la cuantía, que negocies quitas para tener liquidez. Esta es una de las cuestiones que te ayudarán a reflotar la empresa. 

7. Replantea el negocio si es necesario

El modelo de negocio quizás es poco rentable o tienes que cambiarlo parcialmente. Esto no sirve para un giro de 180 º, pero quizás sí que hay cosas que puedas cambiar. En consecuencia, no estará de más que veas si, con los recursos que tienes, puedes replantear tu negocio para vender más

Conclusión

Las personas que gestionan una empresa en crisis suelen tener varias dudas prácticas, tanto financieras como legales. En IF Assessors contamos con un servicio de asesoría especializada para empresas con problemas. Contáctanos si quieres más detalles. 

¿Quieres empezar a gestionar con tranquilidad tu negocio?

¡Ponte en contacto con nosotros y te asesoraremos de forma personalizada!