Skip to content

Cuentas anuales consolidadas: ¿Qué deben saber las empresas?

Si estás en el mundo empresarial o tienes interés en sus cuestiones, posiblemente, hayas escuchado hablar de las cuentas anuales consolidadas. Sin embargo, siguen quedando muchos emprendedores que aún no tienen claro qué implican. 

Todo aquel que ha montado una empresa conoce las cuentas anuales, pero no todos las distinguen de las consolidadas o saben en qué consisten las últimas. A continuación, te contamos las claves de este concepto contable. Presta atención. 

Una primera definición de cuentas anuales consolidadas

Estas cuentas son las que todos los años tiene que presentar una sociedad que ostente la posición dominante sobre un grupo de empresas. Un ejemplo típico, en este sentido, sería el de un holding. Es un conglomerado de empresas en el que una de ellas posee más relevancia que las restantes, las cuales se le supeditan. No es el único caso de sociedad obligada a presentar anualmente este tipo de cuentas, pero sí uno de los más ilustrativos. 

Por lo tanto, se trata de una consolidación de los estados financieros de diferentes empresas que se encuentran asociadas. Y esta unificación, a efectos de la contabilidad privada, se hace tomando como base la sociedad matriz. Una vez aclarada la naturaleza de estas cuentas, vamos a analizar sus distintas características. Toma nota. 

¿Por qué son importantes las cuentas anuales consolidadas?

La justificación de la existencia de estas cuentas generales de un bloque de empresas tiene que ver con la necesidad de ofrecer una información fidedigna acerca de la contabilidad de estas sociedades. Ten en cuenta que, si se analizan las cuentas de las empresas dependientes de forma individual, los datos que se obtendrían serían sesgados y producirían una tergiversación de la realidad económica empresarial. Sin ir más lejos, recuerda que en un holding las empresas pueden venderse bienes por debajo de los costes de mercado.

Por consiguiente, y según el artículo 42 del Código de Comercio, es en la sociedad matriz, la que ejerce una posición dominante en el conjunto de empresas vinculadas, en la que se tienen que consolidar estas cuentas. Esta sociedad matriz será identificable por hechos como el control de la mayoría de los votos de los accionistas y del órgano de administración empresarial general. 

La imagen económica que proporcionan estas cuentas supone una carta de presentación fehaciente a nivel empresarial. Sirve para tomar mejores decisiones a nivel interno y externo. En este último ámbito, se revelan como un instrumento muy útil a la hora de negociar préstamos con entidades de crédito o fusiones, compras y ventas con otras empresas o grupos de ellas. 

¿Cuándo toca presentar las cuentas anuales consolidadas?

Por último, recuerda que, con base en el artículo 253 de la Ley de Sociedades de Capital, estas cuentas deben ser presentadas a lo largo del trimestre siguiente al cierre del ejercicio social. Y, además, habrán de ser aprobadas durante la junta general de la empresa líder del grupo de sociedades. Dicha junta tiene que ser convocada en el primer semestre del nuevo ejercicio social. 

En definitiva, las cuentas anuales consolidadas son obligatorias para las empresas que dominan un conjunto de sociedades. Si tienes alguna duda al respecto, ¡coméntanosla!

¿Quieres empezar a gestionar con tranquilidad tu negocio?

¡Ponte en contacto con nosotros y te asesoraremos de forma personalizada!