Skip to content

Consejos para llevar bien la contabilidad de una empresa

La contabilidad de una empresa es fundamental, por cuestiones legales, pero también de comprobar cuál es el estado real de la misma. Aquí te damos algunos consejos para que su gestión sea la correcta y puedas llevar al día y de manera correcta la contabilidad de tu empresa. 

7 consejos para gestionar correctamente la contabilidad de una empresa

Recuerda que la contabilidad de una empresa es imprescindible para una gestión eficiente. Por lo tanto, tener en cuenta estos consejos resulta sumamente importante. Las pautas que adjuntamos ayudarán a medio plazo, y mucho:

1. Utilizar el ERP adecuado para tu empresa

La automatización ya es un hecho en la práctica totalidad de las empresas, pero el ERP que utilices ha de cumplir dos condiciones. En primer lugar, que esté debidamente actualizado, por cuestiones de información y seguridad. Por otra parte, y no menos importante, ha de incluir los módulos necesarios, tanto de contabilidad con el CRM para tratar con los clientes, la facturación y, si es necesario, el de inventario. En definitiva, se trate de que tengas la herramienta indicada con las funciones necesarias, minimizando las opciones de error.

2. Asesórate sobre tus obligaciones tributarias

Es fundamental que sepas qué impuestos, cómo y cuándo debes pagarlos. Y, en ese sentido, la legislación española tiene un alto grado de complejidad (IS, IVA, IRPF, IAE…), y, además, según el territorio, los tipos de gravamen pueden variar mucho. Por lo tanto, te recomendamos que confecciones un calendario fiscal y que cuentes con un asesor fiscal para PYMES, que te indique tipos de gravamen y recargos. De esta manera, evitarás el problema de no pagar cuando debes y los temidos recargos.

3. Actualiza con frecuencia tu base de datos

La actualización frecuente de la base de datos tiene que ver, también, con una contabilidad de calidad. Por ejemplo, teniendo bien las referencias de tus clientes y proveedores. De esta manera, te asegurarás de que las facturas están correctamente asignadas, lo que es bueno para que no tengas que duplicar esfuerzos. 

4. Comprueba periódicamente los balances

Los balances se tienen que comprobar periódicamente, no solo por cuestiones legales, sino para ver que están equilibrados. Por ejemplo, es una práctica interesante si quieres ver si tienes varias facturas pendientes de pago. También es bueno para comprobar si puedes renegociar pagos, en el caso de que así lo necesites.

5. Revisa los sistemas de seguridad

Los sistemas de seguridad se deben revisar con frecuencia y, además, garantizar que el acceso al ERP sea posible solo por parte de personal autorizado. Recuerda que las sanciones de la Ley de Protección de Datos a este respecto son severas, así que te conviene trabajar esta cuestión. 

6. Asegúrate de que todo se registra en tiempo y forma

Las entradas y salidas de dinero se tienen que registrar puntualmente para que no haya descuadres. Y esto implica, evidentemente, que la contabilidad se encargue de plasmar esos movimientos. En consecuencia, este es uno de los pasos ineludibles.

7. Y revisa si tu contabilidad se ajusta a tus objetivos

Si bien esta es una cuestión más a largo plazo, no por ello es menos relevante. Tienes que cerciorarte de que la contabilidad de la empresa se ajusta a los objetivos que te marcaste en tu Plan de Negocio. Y, afortunadamente, hoy un ERP permite hacer una revisión rápida de tus masas patrimoniales, así como de las cuentas de pérdidas y ganancias.

Conclusión

Llevar de manera correcta contabilidad de una empresa es clave, de ahí que una buena gestión también lo sea. ¿Necesitas ayuda o asesoramiento? En IF Assessors contamos con un equipo de profesionales cualificados en asesoría fiscal y financiera para autónomos y PYMES. ¡Contáctanos!

¿Quieres empezar a gestionar con tranquilidad tu negocio?

¡Ponte en contacto con nosotros y te asesoraremos de forma personalizada!