¿Tu empresa está en crisis?

La pregunta de si tu empresa está en crisis es clave para entender cuál es la situación de partida. ¿Quieres conocer lo que pasa? Sigue leyendo.

Claves para saber si tu empresa está en crisis

La mayoría de los autónomos y pequeños empresarios toman nota de algunas variables para ver si el negocio va bien. Las siguientes medidas permiten tener una idea, aunque conviene considerar que hay que ponderar los distintos factores, la idiosincrasia de tu sector de actividad y que, además, el entorno externo también influye.

1. Caída de ingresos

La caída de ingresos es uno de los principales problemas que dan una idea de problemas. Si esta caída es sostenida en el tiempo (más de un año) y no está relacionada con el ciclo económico, deberías preocuparte. A fin de cuentas, es muy difícil la viabilidad de un negocio que venda menos.

2. Problemas para pagar a corto plazo

Las tensiones de tesorería son otro de los síntomas claros de problemas. No poder atender a tiempo las obligaciones crediticias o con proveedores es un problema grande porque limita el acceso a más financiación en un futuro. La realidad es que una tesorería saneada ha de contar con un remanente para hacer frente a pequeños imprevistos.

3. Financiación con circulante de operaciones a largo plazo

El circulante tiene que servir, básicamente, para los pagos a corto plazo. Si tienes que utilizar constantemente tu circulante para pagar préstamos o hipotecas es porque no tienes ahorros. Y esto, a medio plazo, generará un desequilibrio en la empresa.

4. Financiación no convencional

La financiación convencional es la bancaria y, aunque el contexto económico influye, y mucho, no poder financiarte por ese medio es un síntoma de problemas económicos. Es común que las empresas con problemas tengan que financiarse con patrimonio de los socios o con préstamos en empresas fintech, con intereses más altos.

5. Hipotecas de patrimonio de la empresa

El crédito está asociado a la confianza y a las expectativas que la entidad tenga en tu negocio. Es posible que tengas una parte del patrimonio de la empresa hipotecado para pagar un préstamo; ahora bien, si esto sucede con todo, deberías tener cuidado.  Una empresa saneada es aquella que no tiene patrimonio hipotecado o que tiene muy poco.

6. Los beneficios de venta no cubren los costes fijos

Los beneficios unitarios por las ventas tienen que cubrir los costes fijos. ¿Qué sucede en caso de que no se cubran? Que estás, también, ante un problema estructural que deberías solucionar. Esto puede suceder por un exceso de costes fijos o por un margen de beneficio demasiado reducido.

7. Ratio de endeudamiento alta

Las ratios de endeudamiento general dan una idea del estado de tu empresa. Y qué duda cabe que una ratio anormalmente alta es un indicador de problemas o mala salud. Por regla general, deberías preocuparte si tu ratio es superior a 0,60.

Conclusión

Conocer si tu empresa está en crisis es esencial para tomar decisiones a tiempo. En IF Assessors contamos con un equipo de profesionales multidisciplinar especializado en asesorar a empresas en crisis.

La importancia de dejarse asesorar en el ámbito laboral

La posibilidad para las empresas de dejarse asesorar en el ámbito laboral es fundamental por varios motivos. Esta entrada te indica las razones más importantes por las que contar con un gestor laboral.

Motivos para dejarse asesorar en el ámbito laboral

El conocimiento de la legislación laboral es fundamental y, en muchos casos, se desconocen detalles de esta. Los gestores laborales son especialistas que te pueden aportar ese conocimiento y actuar antes, durante y después de la contratación. Cierto es que hay algunos beneficios genéricos, pero en este caso queremos dar claves concretas. Las ventajas de dejarte asesorar en el ámbito laboral por un experto son las siguientes:

1. Conocerás las modalidades de contrato que más te interesan y las bonificaciones

La legislación española contempla varias modalidades de contratación: temporal, indefinido, para la formación y aprendizaje y en prácticas. Un asesor laboral te indicará cuál es la opción que más te interesa para contratar según los intereses de tu empresa y sin cometer fraude de ley.

La política laboral tiene una dimensión social indudable y, por ello, el Gobierno bonifica a determinados colectivos como menores de 35 años, mujeres, personas con diversidad funcional o víctimas del terrorismo. Estas bonificaciones en las cuotas a la Seguridad Social pueden variar de año en año, de ahí que te convenga contar con un asesoramiento especializado.

En consecuencia, estas cuestiones son clave para disponer de un asesor laboral.

2. Los documentos estarán bien redactados y ajustados a Derecho

El contrato, para que en el futuro no se considere nulo, tiene que estar ajustado a Derecho en la redacción.

Por lo tanto, un servicio de asesoría laboral para empresas se encarga de redactar el borrador. Además, el asesor también se puede encargar de la gestión de las nóminas y del finiquito, en caso de despido. Esto facilitará los trámites ordinarios en relación con los Recursos Humanos.

Estas gestiones pueden resultar muy complicadas, sobre todo para PYMES y autónomos. Este trabajo te lo ahorrarás si cuentas con una asesoría.

 

3. La empresa estará representada legalmente en caso de demandas

La demanda por despido improcedente o nulo es una posibilidad en caso de extinción de la relación laboral. En este caso, un asesor laboral te puede representar ante el Servicio de Mediación de tu Comunidad Autónoma para conciliar o ante el Juzgado de lo Social si el pleito llega a juicio. Y qué duda cabe que, como conocerá el caso, esa representación será de mayor calidad.

4. Dispondrás de toda la información necesaria para implementar un protocolo de Prevención de Riesgos Laborales

La legislación de Prevención de Riesgos Laborales obliga a que las empresas implanten protocolos internos de seguridad. Esto supone conocer cuáles son las distintas responsabilidades y cuestiones que tratar. Un asesoramiento laboral para empresas trata, también, de estas cuestiones para evitar problemas futuros.

Conclusión

La opción de dejarse asesorar en el ámbito laboral es conveniente por seguridad jurídica, por optimización de los costes laborales y porque se ahorra dinero. En IF Assessors contamos con un equipo multidisciplinar que te proporciona asesoramiento laboral. ¡Contáctanos para obtener más información!

Tips para entrevistar candidatos para un trabajo remoto

Tras vivir la sacudida social causada por la COVID-19, el teletrabajo se ha impuesto en el entorno laboral de la actualidad. Por eso, el empresario tiene que adaptarse también. Y, además, tenemos que saber cómo realizar una entrevista laboral a los candidatos para un trabajo remoto. Por supuesto, siempre es necesario contratar al mejor candidato para un puesto de trabajo. Pero es todavía más importante ser cuidadoso cuando ese trabajador va a llevar a cabo sus tareas y responsabilidades a distancia. No vas a poder estar cerca de él o ella cuando le surja una duda, cuando tenga un problema con un cliente… Por eso, la persona que teletrabaja debe tener unas características especiales que intentaremos descubrir durante la entrevista que le haremos.

Pregunta todo lo que necesites

Un sistema muy práctico es incluir preguntas simples de “sí” o “no” según los requisitos del trabajo que estás ofreciendo. De esa manera, podrás filtrar de manera sencilla y rápida a los candidatos que no cumplan con los criterios básicos. Por ejemplo, puedes preguntar ¿tienes esta habilidad concreta que requerimos? ¿Dispones de la titulación necesaria? ¿Estás disponible para trabajar en el horario marcado? Esta ronda de preguntas reducirá de manera considerable tu lista de candidatos, haciendo que solo pasen al siguiente nivel de entrevista los mejores.

Puedes hacer a continuación una ronda de preguntas abiertas. De esta manera, podrás llegar a conocer mejor a los candidatos que quieren entrar a formar parte de tu equipo humano. Responder a estas cuestiones permite a los candidatos explicar por qué están interesados ​​en el trabajo que ofreces, por ejemplo. De igual manera, las personas que soliciten el puesto podrán explayarse en detalles personales, en cómo reaccionarían ante una u otra situación…

Valora los detalles

Ser un trabajador remoto implica mucho más esfuerzo que un trabajador normal. Un miembro de tu equipo que va a realizar teletrabajo debe ser alguien con características especiales. Por ejemplo, es una persona que debe tener iniciativa y constancia, ya que trabajará con escaso control. Debe ser una persona que se sienta especialmente motivada para llevar a cabo su trabajo, incluso cuando nadie le esté mirando.

Tiene que ser una persona realmente interesada en su labor. Tendrá que ser una persona cuidadosa, atenta a los detalles. Alguien constante, discreto y prudente, a la vez que decidido e independiente. Que se sienta especialmente identificada con los objetivos y filosofía de la empresa a la que representa.

No debes olvidar que es importante que sea una persona resolutiva, con iniciativa, con capacidad de reacción ante situaciones en las que no tendrá el apoyo de compañeros o de su superior.

Contratar buenos empleados remotos es un verdadero desafío, lo sabemos. Sin embargo, ya sabes que si necesitas asesoramiento, nuestro equipo de expertos te ayudará encantado. Juntos, conseguiremos encontrar a la persona que encaje perfectamente en tu engranaje. Una persona válida, de confianza y que, sobre todo, se sienta identificada con los valores y filosofía que tu empresa defiende y lleva por bandera.

¿Es posible prevenir los riesgos laborales en el teletrabajo?

La llegada de la pandemia de coronavirus a nuestras vidas lo ha sacudido todo. Muchas empresas han visto como gran parte, o la totalidad de sus plantillas, han tenido que trabajar de manera remota. Todo empresario tiene claro cómo evitar los riesgos en la oficina, pero ¿es posible prevenir los riesgos laborales en el teletrabajo? Sabemos que trabajar desde casa tiene claras ventajas, pero ¿es seguro para el trabajador? En este artículo, vamos a averiguar dónde y cómo deben trabajar los miembros de tu equipo para no descuidar su salud y seguridad.

Revisar la postura corporal regularmente

Para empezar, es importante mantener una postura adecuada. A tener en cuenta:

  • Apoyar la parte baja de la espalda
  • Tener los hombros relajados
  • Prestar especial atención a la posición de cabeza, cuello, columna, brazos, muñecas, caderas, muslos y pies

Una buena iluminación

Es muy importante que el lugar donde se trabaje no esté excesivamente iluminado, sin deslumbramiento. Las cortinas o persianas matizarán la entrada de luz a través de las ventanas. También puede ser de mucha utilidad colocar un filtro antideslumbrante para la pantalla del ordenador.

Un entorno ordenado

Igual que en las oficinas, es importante que no haya cables que entorpezcan el paso. De esta manera, evitaremos tropiezos o caídas. También es importante que en la mesa de trabajo no se acumule material, que se podría caer y, según el volumen, podría dañarnos si nos golpea.

Evitar las distracciones

Trabajar en casa puede ser ideal, pero hay que conseguir un entorno adecuado. Para empezar, una buena idea es trabajar en una habitación tranquila con la puerta cerrada. Si no fuese posible y se tiene que trabajar en un espacio compartido, en el que haya ruidos molestos, se pueden intentar opciones como: ponerse unos auriculares, usar unos tapones para los oídos, tener música suave de fondo… Con estos trucos tan sencillos, se podrán reducir o enmascarar los sonidos.

Prestar atención a las posibles molestias

Trabajar en una misma postura durante horas, seguro que provocará una incomodidad más o menos importante en el usuario del ordenador. Si la persona que realiza el trabajo remoto empieza a sentirse incómodo, su productividad, como es lógico, bajará. Hay que tener en cuenta, además, que una lesión empieza como una leve incomodidad, por lo que es muy importante abordarla lo antes posible.

Disfrutar de los descansos

Los músculos y las articulaciones tienen que descansar y recuperarse. ¡Tu cuerpo quiere que te muevas! Por eso es muy importante respetar los tiempos de descanso, desentumecer el cuerpo y despejar la mente. Este tiempo de descanso se puede aprovechar para hacer una videollamada (y no hablar de trabajo) o, ya que se está en casa, aprovechar para hacer alguna tarea pendiente que lleve poco tiempo.

¡A mover el cuerpo!

Practicar algún tipo de ejercicio es esencial para la salud. Al trabajar desde casa nos movemos menos, ya que no existe desplazamiento. Es importante aprovechar el tiempo de los descansos para hacer algún ejercicio de estiramiento, por ejemplo.

Como ves, las medidas para evitar los accidentes laborales trabajando desde casa son muy sencillas. De todas maneras, si tienes alguna duda al respecto, puedes contactar en cualquier momento con nuestro equipo de asesores expertos. ¡Te ayudaremos encantados!

3 tips para que tu empresa pueda sobrevivir a la COVID-19

La pandemia de covid-19, lleva en nuestras vidas más de un año. Eso ha provocado que hablemos de ella y de sus consecuencias casi con familiaridad. Te habrás preguntado a menudo, ¿podrá mi empresa sobrevivir a la COVID-19? La aparición del coronavirus ha tenido un fortísimo impacto en la economía. No hablamos únicamente de la economía a nivel local y en las pequeñas empresas. Estamos hablando de algo tan importante como la economía a nivel mundial.

Nuestro objetivo en este post es ayudarte a ti, al empresario, a salvar tu empresa. Es necesario, para que tu empresa supere con éxito la pandemia de covid-19, fortalecer tu negocio para resultar ganador en esta batalla contra el virus. Es muy importante adaptarse a los nuevos tiempos. Hay que cambiar para, de esta manera, conseguir que tu empresa sobreviva a la COVID-19. Tu empresa tendrá que aprender a ser innovadora, porque 2021 va a ser, como ya fue 2020, un año único.

Dispón de una financiación y un presupuesto correctos

  • Como empresario, sabes perfectamente que el presupuesto de tu empresa tiene que contemplar todos los departamentos de tu empresa. Tu presupuesto debe tener en cuenta, de manera totalmente realista, qué importes destinar a marketing y comunicación, a salarios de empleados, a adquisición de activos… Disponer de un presupuesto realista ayudará muchísimo a que tu empresa pueda seguir funcionando sin problemas. Es importante que tu empresa cuente con un buen profesional a cargo del presupuesto de tu empresa.
  • Tanto si tu empresa tiene menos de 10 trabajadores como si tiene más de 50, sabes de la importancia del presupuesto anual. El presupuesto debe ser la hoja de ruta de tu empresa. Si dispones de un presupuesto realista, la salud financiera de tu empresa correrá menos riesgos.

Sé una presencia constante para tus clientes

  • Tu empresa trabaja, seguramente, de lunes a viernes. Tal vez, ofrece sus servicios también en sábado. Pero recuerda: el domingo también hay que hacer acciones de marketing. También en días festivos. El cliente, o potencial cliente, es más activo el día que no trabaja.
  • Si tu empresa está notando los efectos negativos de la COVID-19, no retires todo el dinero que destinas a marketing. Reduce el presupuesto destinado a marketing de manera provisional. No olvides que, en un momento en que el cliente ha reducido su movilidad física, se siente conectado a tu negocio a través de tu página web o de tus redes sociales.
  • No te preocupes si toda acción de marketing no se traduce en una venta inmediata. No olvides que lo importante es hacer que tu empresa llegue a ser conocida. Piensa que es crucial que los hipotéticos clientes se familiaricen con tu empresa, con los servicios que ofreces, con tu filosofía. A más o menos tardar, pasarán de potencial cliente, a cliente real.
  • Somos conscientes que, como empresario, tendrás impaciencia en conseguir nuevos clientes y, así, aumentar tus ingresos. Pero no olvides a tus clientes actuales. Tus clientes fieles son los mejores embajadores de tu marca.

¡Adáptate a cualquier situación!

  • Para conseguir que tu empresa sobreviva a la crisis de la COVID-19, tienes que ser flexible. Debemos tener claro que la pandemia nos ha traído restricciones que actualmente están en vigor, pero que van a ser habituales durante bastante tiempo.
  • Las necesidades del mercado han cambiado. Los hábitos de compra de los clientes han cambiado drásticamente. Es básico que tu empresa potencie su presencia virtual para acercarse a sus clientes, a los ya fidelizados y a los nuevos.

Esperamos que este post destinado a guiarte para que tu empresa pueda sobrevivir a la crisis de covid-19 te haya ayudado. De todas maneras, no olvides que nuestros asesores están a tu disposición para cualquier duda que te pueda surgir. Esta pandemia nos ha cambiado la vida, ¡pero lograremos vencerla!

Calendario laboral 2021. Estos son los doce días festivos (nacionales y autonómicos) que tendrá el 2021.

El Boletín Oficial del Estado (BOE) publicará en próximas fechas cuál será el calendario laboral oficial para 2021 con las 12  festividades que tendrá el próximo año en cada comunidad autónoma. De estos festivos habrá ocho de carácter estatal que serán “días inhábiles a efectos laborales, de carácter retribuido y no recuperable” y no sustituibles por otras fechas, según lo define la legislación nacional, y otros cuatro festivos que serán elegidos por las comunidades.

A estos 12 días que no serán laborables y que se disfrutarán de lunes a sábado, habrá que sumar otras dos jornadas festivas de carácter local, que fijará cada ayuntamiento. En total, habrá 14 días festivos en 2021.

Según lo publicado por los Gobiernos autonómicos hasta ahora, estos son los ocho festivos nacionales que no podrán sustituirse:

1 de enero (Año Nuevo), viernes.

2 de abril (Viernes Santo), viernes.

1 de mayo (Fiesta del Trabajo), sábado.

12 de octubre (Día de la Hispanidad), martes.

1 de noviembre (Todos los Santos), lunes

6 de diciembre (Día de la Constitución), lunes

8 de diciembre (Inmaculada Concepción), miércoles.

25 de diciembre (Natividad del Señor), sábado.

Además de estas fiestas nacionales no sustituibles, hay otros dos tipos de fiestas autonómicas: aquellas que las comunidades autónomas pueden sustituir por fiestas propias –que para el próximo año son el 6 de enero (Epifanía del Señor), Jueves Santo y 19 de marzo o 25 de julio, que por ser domingo no ha sido escogida por ninguna comunidad–. Y un tercer supuesto en el que las autonomías también puedan cambiar por fiestas propias las fiestas nacionales cuya celebración haya de trasladarse a lunes por coincidir en domingo.

En caso de los festivos que pueden ser sustituidos por las comunidades por fiestas propias, se da la circunstancia que ninguna región ha querido sustituir el 6 de enero, Día de Reyes, por otro día festivo, por lo que esa fecha será fiesta en toda España.

Además, el próximo año habrá dos festivos nacionales que caerán en sábado (el Primero de Mayo y el día de Navidad) mientras que el resto serán lunes o viernes, pudiéndose hacer cinco fines de semana largos en el año. Diciembre, será el mes con más festividades (3 días) y en este caso, disponiendo de un día laborable podrá hacerse un “macropuente” de cinco días que abarque desde el 4 de diciembre (sábado) al 8 de diciembre (miércoles, festivo de la Inmaculada Concepción) ya que el 6 de diciembre (lunes) será también festivo en toda España al celebrarse el Día de la Constitución.

Según lo publicado oficialmente por las comunidades autónomas, estos serán los cuatro festivos autonómicos de cada región que deberán sumarse a los ocho nacionales y dos locales:

ANDALUCÍA

– 6 de enero (Epifanía del Señor), miércoles.
-1 de marzo (se pasa a esta fecha el Día de Andalucía, 28 de febrero, que será domingo), lunes.
– 1 de abril (Jueves Santo).
-16 de agosto (se pasa a esta fecha la Anunciación de la Virgen, que se celebra el 15 de agosto pero el año que viene será domingo), lunes.

ARAGÓN

– 6 de enero (Epifanía del Señor), miércoles.
– 1 de abril (Jueves Santo).
-23 de abril (día de Aragón), viernes.
-16 de agosto (se pasa a esta fecha la Anunciación de la Virgen, que se celebra el 15 de agosto pero el año que viene será domingo), lunes.

CANARIAS

– 6 de enero (Epifanía del Señor), miércoles
– 1 de abril (Jueves Santo).
-16 de agosto (se pasa a esta fecha la Anunciación de la Virgen, que se celebra el 15 de agosto pero el año que viene será domingo), lunes.
– El cuarto día de carácter autonómico en Canarias se escoge por cada una de las islas. Así serán festivos: 2 de febrero, festividad de la Virgen de la Candelaria, en Tenerife; 3 de julio, Bajada de la Virgen de los Reyes, en El Hierro; 5 de agosto, Nuestra Señora de las Nieves, en La Palma; 8 de septiembre, Nuestra Señora del Pino, en Gran Canaria; 15 de septiembre, Nuestra Señora de los Volcanes, en Lanzarote; 17 de septiembre, Nuestra Señora de la Peña, en Fuerteventura, y 4 de octubre, Nuestra Señora de Guadalupe, en La Gomera.

CANTABRIA

– 6 de enero (Epifanía del Señor), miércoles.
– 1 de abril (Jueves Santo).
– 28 de Julio (Día de las Instituciones de Cantabria), miércoles.
– 15 de Septiembre (Día de la Bien Aparecida), miércoles.

CASTILLA LA MANCHA

– 6 de enero (Epifanía del Señor), miércoles.
– 1 de abril (Jueves Santo).
– 31 de mayo (Día de Castilla La Mancha), lunes.
– 3 de junio (Corpus Christi).

CASTILLA Y LEÓN

– 6 de enero (Epifanía del Señor), miércoles.
– 1 de abril (Jueves Santo).
– 23 de abril (Día de Castilla y León), viernes.
– 16 de agosto (se pasa a esta fecha la Anunciación de la Virgen, que se celebra el 15 de agosto pero el año que viene será domingo), lunes.

CATALUÑA

– 6 de enero (Epifanía del Señor), miércoles.
– 5 de abril (Lunes de Pascua).
-24 de junio (Sant Joan), jueves.
-11 de septiembre (Diada), sábado.

COMUNIDAD DE MADRID

– 6 de enero (Epifanía del Señor), miércoles.
– 19 de marzo (San José), viernes.
– 1 de abril (Jueves Santo).
– 3 de mayo (Día de la Comunidad de Madrid, festividad que se celebra el 2 de mayo pero el año próximo será domingo y por eso pasa al lunes).

COMUNIDAD VALENCIANA

– 6 de enero (miércoles, Reyes)
– 19 de marzo (viernes, San José)
– 5 de abril (Lunes de Pascua)
– 9 de octubre (sábado, Día de la Comunidad Valenciana)

EXTREMADURA

– 6 de enero (Epifanía del Señor), miércoles.
– 19 de marzo (San José), viernes.
– 1 de abril (Jueves Santo).
– 8 de septiembre (Día de Extremadura), miércoles.

GALICIA

– 6 de enero (Epifanía del Señor), miércoles.
-19 de marzo (San José), viernes.
– 1 de abril (Jueves Santo).
-17 de mayo (Día de las Letras gallegas), lunes.

ISLAS BALEARES

– 6 de enero (Epifanía del Señor), miércoles.
– 1 de marzo (Día de las Illes Balears), lunes.
– 1 de abril (Jueves Santo).
– 5 abril (Lunes de Pascua).

LA RIOJA

– 6 de enero (Epifanía del Señor), miércoles.
– 1 de abril (Jueves Santo).
– 5 de abril (Lunes de Pascua).
– 9 de junio (Día de La Rioja), miércoles.

MURCIA

– 6 de enero (Epifanía del Señor), miércoles.
– 19 de marzo (San José), viernes.
– 1 de abril (Jueves Santo).
– 9 de junio (Día de la Región de Murcia), miércoles.

NAVARRA

– 6 de enero (Epifanía del Señor), miércoles.
– 1 de abril (Jueves Santo).
– 5 de abril (Lunes de Pascual).
– 19 de marzo (San José), viernes.

PAÍS VASCO

– 6 de enero (Epifanía del Señor), miércoles
– 1 de abril (Jueves Santo).
– 5 de abril (Lunes de Pascua).
– 19 de marzo (San José), viernes.

PRINCIPADO DE ASTURIAS

– 6 de enero (Epifanía del Señor), miércoles.
– 19 de marzo (San José), viernes*
– 1 de abril (Jueves Santo).
– 8 de septiembre (Día de Asturias)
*Pendiente de confirmación.

CEUTA

– 6 de enero (Epifanía del Señor), miércoles
– 1 de abril (Jueves Santo).
– 20 de julio (Día del Sacrificio), martes.
– 2 de septiembre (Día de Ceuta), jueves.

MELILLA

– 6 de enero (Epifanía del Señor), miércoles.
– 13 de marzo (Día del Estatuto de Autonomía),
– 1 de abril (Jueves Santo).
– 21 de julio (Día del Sacrificio), miércoles.

¿Qué es un ERE y en qué se diferencia de un ERTE?

La pandemia del coronavirus ha puesto en jaque la economía mundial. Muchas pequeñas y medianas empresas se han visto obligadas a aplicar medidas extremas con el objetivo de sobrevivir, una de ellas es el ERE (Expediente de Regulación de Empleo).

En este artículo te explicaremos qué es exactamente un ERE, qué causas pueden provocarlo, cuántos tipos existen, en qué se diferencia de un ERTE (Expediente de Regulación de Empleo Temporal) y cuáles son los derechos del trabajador en caso de ERE.

¿Qué es un ERE?

Un expediente de regulación de empleo, conocido popularmente como ERE, es un mecanismo legal a través del cual una empresa que está teniendo serios problemas económicos puede suspender o despedir a sus trabajadores. Los ERE están regulados en la Ley del Estatuto de los Trabajadores.

A través de este procedimiento, una empresa puede llevar a cabo despidos colectivos que se puedan fundamentar en causas económicas, organizativas, técnicas o de producción, pero también suspender temporalmente su relación laboral con sus empleados, siempre y cuando existan causas de fuerza mayor.

No obstante, antes de plantear aplicar un ERE, la empresa debe asegurarse de que, efectivamente, el despido colectivo o la suspensión de contratos afectarán al mínimo de trabajadores que le exige la Ley, que debe ser:

– En el caso de las empresas con menos de cien trabadores, el despido o suspensión debe afectar al menos a diez de ellos.

– Si la empresa tiene entre cien y trescientos trabajadores, afectará como mínimo al 10% por de los mismos.

– Para empresas con más de trescientos trabajadores, al menos a 30 de ellos.

Aún cumpliendo esta premisa, es importante tener en cuenta que el empresario no puede presentar un ERE en cualquier momento ni por cualquier motivo, sino que deben darse una serie de circunstancias específicas que a continuación te explicamos.

¿Qué causas pueden provocar un ERE?

Según el Estatuto de los Trabajadores, una empresa puede acogerse a un expediente de regulación de empleo por alguna de estas cuatro causas:

Causas de carácter económico: cuando se observe una situación económica negativa en los resultados de la empresa, como la existencia de pérdidas actuales o previstas, o la disminución continua de sus ventas o de sus ingresos habituales (esto último ocurrirá cuándo durante tres trimestres consecutivos el nivel de ventas o de ingresos de cada trimestre sea inferior al del mismo trimestre del año anterior).

Causas de carácter técnico: cuando se produzcan cambios en el ámbito de los medios o instrumentos de producción, por ejemplo, porque hay un excedente de mano de obra.

Causas de carácter organizativo: cuando hacen referencia a cambios en el ámbito de los sistemas y métodos de trabajo del personal o en la forma de organizar la producción.

Causas de carácter productivo: cuando tengan lugar cambios en la demanda de los productos o servicios que la empresa vende en el mercado.

Solo si se dan una o varias de estas circunstancias, la empresa podrá ajustar su plantilla a través del expediente de regulación de empleo.

Tipos de ERE

Dado que las circunstancias de cada empresa son diferentes, existen distintos tipos de ERE para cada situación:

1. ERE de extinción. Es el despido colectivo y supone el cese definitivo de la relación laboral entre la empresa y los trabajadores. Estos trabajadores tendrían derecho a la prestación por desempleo y a una indemnización por despido, entre otros derechos.

2. ERE de suspensión. Supone la implantación de un nuevo calendario laboral, que puede afectar a la totalidad de la plantilla o solo a parte de esta. En este nuevo calendario se señalarán los días de suspensión en los que el empleado debe quedarse en casa. El trabajador podrá cobrar la prestación por desempleo proporcional a la parte de la jornada laboral suspendida. También mantendrá su cotización a la Seguridad Social por el 100% de la jornada.

3. ERE de reducción de jornada. Es parecido al anterior, con la diferencia de que en lugar de suspender días de trabajo del empleado, lo que se reduce es su jornada horaria durante algunos días de la semana. También como en el caso anterior, el trabajador mantiene su cotización a la Seguridad Social por el 100% de la jornada y puede solicitar la prestación por desempleo proporcional a las horas que deja de trabajar.

En la práctica, tanto el ERE de suspensión como el ERE de reducción de jornada son ajustes temporales de la plantilla, lo que podría confundirse con otra figura administrativa llamada Expediente de Regulación de Empleo Temporal o, en sus siglas, ERTE.

Diferencias entre un ERE y un ERTE

El ERTE se encuentra regulado por el artículo 57 de la Ley del Estatuto de los Trabajadores. A diferencia del ERE, el ERTE se debe a crisis temporales y no genera para el empleado derecho a percibir una indemnización proporcional a su despido o suspensión.

En otras palabras, mientras que con el ERE el trabajador tiene derecho a una indemnización por parte de la empresa, con el ERTE este derecho no existe. No obstante, sí podrá percibir su prestación por desempleo independientemente de que cumpla los requisitos que habitualmente exige la Seguridad Social.

Como ya hemos dicho, aunque hay distintos tipos de ERE, el ERE propiamente dicho es el ERE de extinción, provocando las consecuencias más graves para los trabajadores.

ERE de extinción, causas y procedimiento

Como ya se ha apuntado, el ERE de extinción consiste en el despido de una buena parte de los trabajadores de una empresa.

La legislación laboral entiende que el despido colectivo procede cuando la empresa que alegue causas económicas, técnicas, organizativas o de producción lleve a cabo una serie de despidos que afecten, en un período de 90 días, a diez trabajadores en empresas con menos de 100 empleados, al 10% de los trabajadores en las empresas que tengan entre 100 y 300 empleados, y a 30 trabajadores en las empresas con más de 300 trabajadores.

Se podrá entender que existen causas económicas cuando en una empresa hay pérdidas actuales o futuras o cuando su nivel de ingresos esté disminuyendo persistentemente, es decir, cuando durante tres trimestres consecutivos los ingresos en cada trimestre sean menores a los ingresos del mismo trimestre del año anterior. Por otro lado, se entenderá que hay motivos técnicos cuando se registren cambios relacionados con los medios de producción. Por último, se entenderá que existen causas organizativas cuando los cambios sean relativos a los sistemas y métodos utilizados por la plantilla para llevar a cabo sus funciones.

Cómo se tramitan un ERE

Los Expedientes de Regulación de Empleo se tramitan en tres fases, donde intervienen tanto la empresa como los representantes de los trabajadores y la autoridad laboral. Tales fases son:

1. En primer lugar, la fase de consultas. Su objetivo es iniciar negociaciones para paliar el impacto social del despido colectivo.

2. En segundo lugar, la fase de autorización administrativa. Su objetivo es recabar la autorización de la autoridad laboral, que vigilará la tramitación del expediente.

3. En tercer lugar, la fase de resolución. Si el ERE cumple los requisitos legalmente exigidos la autoridad laboral dará el visto bueno y se procederá a la impugnación o los despidos individuales.

Derechos de los trabajadores ante un ERE

Los trabajadores que se han visto afectados por un expediente de regulación de empleo tienen una serie de derechos:

– A ser indemnizado por una cuantía de, al menos, 20 días por año trabajado (hasta un máximo de 12 mensualidades). Si la empresa no puede hacer frente al pago, lo hará el Fogasa.

– A percibir la prestación por desempleo si cumple los requisitos.

– A ser incluido en un plan de colocación realizado por una agencia externa.

– A impugnar judicialmente el ERE si no se cumplen los requisitos legales o no se respeta alguno de sus derechos.

Convenios Colectivos – Octubre

España

– Convenio colectivo de educación universitaria e investigación. Fecha Publicación: 17/10/2020

Cataluña

– Convenio colectivo de Frutos secos. Barcelona, Lleida y Girona. Fecha Publicación: 19/10/2020
– Convenio colectivo de Inspección técnica de vehículos. Fecha Publicación: 27/10/2020
– Convenio colectivo de Ciclo integral del agua. Fecha Publicación: 29/10/2020

Barcelona

– Convenio colectivo de comercio de óptica. Fecha Publicación: 20/10/2020

Lleida

– Convenio colectivo de Construcción. Fecha Publicación: 29/10/2020

Tarragona

– Convenio colectivo de Distribuidores de GLP. Fecha Publicación: 27/10/2020

Medidas para garantizar la igualdad entre mujeres y hombres en el ámbito laboral.

El Consejo de Ministros ha aprobado dos reales decretos fruto del Acuerdo por la igualdad efectiva entre mujeres y hombres en el trabajo, alcanzado el pasado mes de julio tras un proceso extenso de diálogo con los agentes sociales, y otorgan rango de ley a los reglamentos de Igualdad Retributiva y de Planes de Igualdad, acordados en el marco del Diálogo Social.

Los reales decretos garantizarán la igualdad retributiva, la efectividad de los planes de igualdad y su registro con información retributiva desglosada y promediada, por clasificación profesional y por trabajos de igual valor.

¿Cuáles son las principales novedades que aportan?

I.-Registro retributivo

Este registro tiene por objeto garantizar la obligada transparencia en la configuración de las percepciones, de manera fiel y actualizada, y un adecuado acceso a la información retributiva de las empresas, al margen de su tamaño, mediante la elaboración documentada de los datos promediados y desglosados.

El registro retributivo deberá incluir los valores medios de los salarios, los complementos salariales y las percepciones extrasalariales de la plantilla (incluido el personal directivo y los altos cargos) desagregados por sexo y distribuidos conforme a la clasificación profesional aplicable en la empresa.

En vigor a los seis meses de la publicación del Real Decreto en el BOE. Es decir, a mediados de marzo de 2021.

II.-Plan de igualdad

Las empresas deberán contar con planes de igualdad efectivos y específicos que pongan el énfasis en el diagnóstico con los efectos reales y sin reproducir estereotipos de género.

Se reforzará el carácter negociado que deben tener los planes de igualdad, por lo que se establecen reglas de legitimación y se clarifica el procedimiento de negociación, particularmente en aquellas empresas que no tienen representantes legales.

En concreto, en el caso de empresas de 50 o más trabajadores (o cuando siendo inferior la plantilla estén incluidas en los apartados 3 y 4 del art. 45 de la Ley 3/2007, de 22 de marzo), las medidas de igualdad deberán dirigirse a la elaboración y aplicación de un específico plan de igualdad con el alcance y contenido previsto en la nueva normativa

Por su parte, para las demás empresas, la elaboración e implantación de planes de igualdad será voluntaria, previa consulta o negociación con la representación legal de los trabajadores.

En vigor a los tres meses de la publicación del Real Decreto en el BOE. Es decir, a mediados de enero.

III.-Auditoría retributiva

Las empresas obligadas a elaborar un plan de igualdad deberán incluir en el mismo una auditoría retributiva.

Esta tiene por objeto obtener la información necesaria para comprobar si el sistema retributivo de la empresa, de manera transversal y completa, cumple con la aplicación efectiva del principio de igualdad entre mujeres y hombres en materia de retribución.

Asimismo, deberá permitir definir las necesidades para evitar, corregir y prevenir los obstáculos y dificultades existentes o que pudieran producirse en aras a garantizar la igualdad retributiva, y asegurar la transparencia y el seguimiento de dicho sistema retributivo.

En vigor a los seis meses de la publicación del Real Decreto en el BOE. Es decir, a mediados de marzo de 2021.

¿Cómo, cuándo y por qué debo cambiar mi base de cotización?

Todos los autónomos en algún momento nos hemos planteado cambiar la base de cotización, a raíz de que hemos cogido una baja por enfermedad, accidente, o simplemente cuando empezamos a pensar cómo quedaría nuestra jubilación.

En 2018 se introdujeron cambios en la normativa laboral, que afectaban directamente al régimen especial de los trabajadores autónomos, en lo relativo a la tramitación de bajas/altas o modificación de las bases de cotización.

En este artículo te explicamos con detalle cuándo y cómo puedes modificar tu base de cotización como autónomo.

¿Qué es la cuota de autónomo?

Las cuotas de autónomo son los pagos que se realizan mensualmente por los trabajadores por cuenta propia a la Seguridad Social.

¿Qué es la base de cotización?

Todo autónomo puede elegir libremente su base de cotización resultando de esta elección la cuota de la seguridad social. La base de cotización mínima para un autónomo es de 944,40 euros, no obstante, se podría modificar al alza lo que supondría el pago de una mayor cuota de la seguridad social. Reiterar que es la base de cotización del autónomo la que se emplea para calcular y determinar las cuantías a cobrar en prestaciones sociales en caso de baja médica o cese de actividad, así como la futura pensión de jubilación. Como es lógico, cuanto mayor sea la base de cotización mayor será la prestación que reciba el autónomo.

Los autónomos pueden elegir su base de cotización sin tener que representar su facturación real, dentro de los márgenes que, normalmente cada año, marca el gobierno. No obstante, esta libertad de elección se ve restringida a partir de los 47 años, donde existen límites en la cantidad mínima o máxima de cotización.

La base mínima se estable para 2020 en 944,40 €, mientras que la máxima asciende a 4.070,10 €.

Existen muchas más reglas que puedes consultar en la Seguridad Social.

¿Cómo se puede cambiar la base de cotización?

La Seguridad Social permite modificar la base de cotización, por lo que, si el autónomo lo desea puede incrementar o disminuir la cuota a ingresar cada mes. Para ello, se establecen los siguientes plazos:

– Entre el 1 de enero y el 31 de marzo, con efectos del cambio desde el 1 de abril siguiente.

– Entre el 1 de abril y el 30 de junio, con efectos del cambio desde el 1 de julio siguiente.

– Entre el 1 de julio y el 30 de septiembre, con efectos del cambio desde el 1 de octubre siguiente.

– Y entre el 1 de octubre y el 31 de diciembre, con efectos del cambio desde el 1 de enero del ejercicio siguiente.

De esta manera, el autónomo puede cambiar su base de cotización tantas veces como desee de forma telemática, a través de la sede electrónica de la Seguridad Social.

Bases de cotización autónomo y cuotas

En el siguiente párrafo puede ver algunas de las bases de cotización vigentes y las cuotas a ingresar en su caso mensualmente:

– Mínima: 944,40€ -> Tiene una cuota de 283,32€

– Máxima: 4.070,10€ -> Tiene un cuota de 1.221,03€

– Base de 1.214,10€ -> Tiene una cuota de 364,22€

Cuestiona todos estos elementos al decidir si quieres o no cambiar tu base. Lógicamente tus ingresos serán la cuestión fundamental.