Skip to content

5 beneficios de contar con un asesor fiscal

El asesor fiscal es un profesional que, en los últimos años, ha ganado protagonismo en todo tipo de empresas, grandes y pequeñas, así como para los autónomos. Aquí te hablamos acerca de las ventajas y los beneficios de disponer de un asesor fiscal. 

Los beneficios para tu negocio de tener un asesor fiscal

Existen varios beneficios derivados de contratar a un buen asesor fiscal. Y conviene señalar que algunos son positivos, mientras que otros tienen que ver con el coste de oportunidad de no contratarlo. Sea como fuere, aquí tienes 5 buenas razones para contar con sus servicios:

1. Evitarás sanciones derivadas del desconocimiento

El principal problema de millones de autónomos y PYMES es que desconocen algunos puntos de la legislación tributaria. Y eso es normal, puesto que hay varios impuestos que liquidar, distintas instancias y tipos de gravamen, así como plazos. La asesoría fiscal proporciona tranquilidad, puesto que indicará qué impuestos, cuándo y en qué cuantía tienes que liquidar

2. Será más fácil que elijas la fórmula societaria más ventajosa 

La elección de la fórmula societaria que se adapte a tus necesidades es igualmente importante. ¿Cuál es el grado de responsabilidad que deseas tener? ¿Qué fórmulas dan más autonomía? Por ejemplo, un autónomo puede cubrirse constituyendo una Sociedad Limitada Unipersonal (S.L.U.), para evitar responder por todo su patrimonio. Todas estas cuestiones se pueden consultar a un asesor fiscal, de manera que te indicará cuál es la personalidad jurídica que has de elegir.

3. Conocerás las posibles exenciones a las que acogerte

El desconocimiento de autónomos y PYMES con respecto a la legislación no solo afecta a los pagos, sino también a las posibles exenciones o bonificaciones existentes. En este sentido, el trabajo de los asesores fiscales se centra en informar puntualmente de las distintas modificaciones legales. Hay que recordar que, por defecto, la Agencia Tributaria no cobra de menos. En consecuencia, tener quien te informe de los cambios de normativa que puedes aprovechar es sumamente interesante.

4. Ahorrarás tiempo

El ahorro de tiempo es otra de las consecuencias prácticas de contar con un asesoramiento fiscal. En primer lugar, porque sabes lo que tienes que hacer en cada momento y evitas trámites innecesarios. Por otra parte, porque, si lo deseas, es la asesoría la que se puede encargar de las declaraciones y liquidaciones. Si tenemos en cuenta que el tiempo, a la larga, es dinero, no hay que obviar esta cuestión. 

5. Ahorrarás dinero

Uno de los reparos habituales a la contratación de un asesor fiscal es el del coste de sus honorarios. En realidad, suele compensar, puesto que ahorras tiempo en trámites burocráticos, sanciones y conoces las exenciones disponibles. La mayoría de autónomos y PYMES ahorran un dinero importante gracias a este servicio. Y, además, hay que recordar que desgrava como gasto a la hora de presentar las declaraciones fiscales.

Conclusión

La contratación de un asesor fiscal de confianza es importante si lo que quieres es que tus ingresos rindan más y ahorres gastos. A la larga, indudablemente, compensa. En IF Assessors contamos con un equipo de profesionales especializados en asesoría fiscal y contable. Te animamos a que nos contactes para conocer mejor nuestros servicios. 

¿Quieres empezar a gestionar con tranquilidad tu negocio?

¡Ponte en contacto con nosotros y te asesoraremos de forma personalizada!