Número NRC: qué es y cómo se obtiene

Los pagos a la Agencia Tributaria pueden hacerse de varias maneras, y el NRC lo facilita. ¿Quieres saber qué es y su utilidad? Sigue leyendo…

El número NRC, qué es y su utilidad práctica

La denominación NRC son las siglas del Número de Referencia Completo y cumple con la función de código justificante. Consta de 22 cifras alfanuméricas en las que se hace constar el NIF, el importe, el modelo por el que se paga, el ejercicio y el periodo correspondiente.

Dicho de otra manera, esta cifra, única, permite controlar la trazabilidad de un pago y, de esta manera, aporta seguridad. Está concebida para que hagas pagos ante la Agencia Tributaria (AEAT) de forma telemática. Y, de hecho, se acepta para pagar declaraciones, autoliquidaciones, sanciones y tasas. Eso sí, es imprescindible que no se haya seleccionado previamente la opción de domiciliar el pago. El código lo generará una entidad colaboradora financiera con la que trabajes o la propia AEAT. 

Eso sí, es relevante recordar que este código está circunscrito a pagos en un determinado tributo y periodo impositivo. Además, tienes que contar con certificado o DNI electrónico, estar dado de alta en Cl@vePIN y trabajar con alguna entidad financiera. En consecuencia, esto implica que, para futuros pagos, tendrías que obtenerlo de nuevo. 

Si bien el sistema se implementó en la AEAT, hoy también se utiliza en algunas haciendas autonómicas y forales. Aquí te indicamos las ventajas de utilizar esta opción:

Lo pueden obtener personas físicas y jurídicas

Este código está abierto a personas físicas o jurídicas (empresas, asociaciones o clubes). Por lo tanto, es un recurso al que puedes acudir independientemente de cuál sea tu forma jurídica. Lo único importante es que cumplas con las condiciones que se han indicado anteriormente.

El NRC permite controlar la trazabilidad del pago

La principal ventaja de este código es que te permite controlar la trazabilidad del pago. O, lo que es lo mismo, saber si se ha hecho, cuándo se ha hecho y su importe. Esto es especialmente relevante, puesto que tiene plena validez ante la Administración, y también lo aceptarán entidades financieras. En este sentido, es una forma de demostrar que has pagado en tiempo y forma

Es posible recuperarlo si lo pierdes

El segundo aspecto importante es el hecho de recuperar el número si lo has perdido. En este caso, lo más fácil será consultar directamente a la plataforma de pagos de la AEAT. Como este código nunca caduca, no tendrás problema para acceder a él si lo necesitas para justificar una operación. Esto, indudablemente, aporta tranquilidad. 

Mantienes la posibilidad de no domiciliar pagos

Muchos contribuyentes no quieren establecer la domiciliación de pagos. Por ejemplo, si no tienes unas perspectivas o si se trata de un pago puntual, es posible que lo quieras hacer así. Pues bien, con este código, podrás mantener el statu quo sin mayores problemas. Además, esto no irá en detrimento de la necesaria seguridad. 

Conclusión

El NRC es una posibilidad a la que puedes recurrir si no quieres domiciliar pagos en la AEAT. ¿Necesitas un servicio de asesoría fiscal para autónomos o PYMES? En IF Assessors te ayudamos a que tengas en orden tus obligaciones con la Administración. ¡Conócenos mejor!

Cambios en el sistema de cotización de los trabajadores autónomos

En consecuencia de los cambios en el sistema de cotización de los trabajadores autónomos, a partir del 1 de enero de 2023, tal como establece la normativa, los autónomos cotizarán en función de sus rendimientos netos.

¿Qué significan estos cambios?

Esto quiere decir que, la base de cotización de los autónomos y, por lo tanto, la cuota, será directamente proporcional a los rendimientos netos de cada autónomo y, por lo tanto, desaparece la opción de subir o bajar la base de cotización de forma arbitraria.

Excepción

La única excepción que contempla la norma es que todos los trabajadores que, a fecha 01/01/2023, fecha de entrada en vigor de la norma, tuvieras una base de cotización más alta podrán mantenerla

Es por eso por lo que, si vuestra intención era subir la base, por el motivo que fuera, e intuís que esta base no tiene que encajar con vuestros rendimientos netos, feudo este cambio antes del 30 de septiembre y con efectos del 1 de octubre 2022.

De este modo, una vez esté en vigor la norma, ya tendremos una base más alta y podremos mantenerla.

Entendemos el cambio en el sistema de cotización de los autónomos es un poco enrevesado y, por lo tanto, si tenéis cualquier duda podéis contactar con nosotros, IF Assessors, estaremos a vuestro lado en el proceso.

5 beneficios de contar con un asesor fiscal

El asesor fiscal es un profesional que, en los últimos años, ha ganado protagonismo en todo tipo de empresas, grandes y pequeñas, así como para los autónomos. Aquí te hablamos acerca de las ventajas y los beneficios de disponer de un asesor fiscal. 

Los beneficios para tu negocio de tener un asesor fiscal

Existen varios beneficios derivados de contratar a un buen asesor fiscal. Y conviene señalar que algunos son positivos, mientras que otros tienen que ver con el coste de oportunidad de no contratarlo. Sea como fuere, aquí tienes 5 buenas razones para contar con sus servicios:

1. Evitarás sanciones derivadas del desconocimiento

El principal problema de millones de autónomos y PYMES es que desconocen algunos puntos de la legislación tributaria. Y eso es normal, puesto que hay varios impuestos que liquidar, distintas instancias y tipos de gravamen, así como plazos. La asesoría fiscal proporciona tranquilidad, puesto que indicará qué impuestos, cuándo y en qué cuantía tienes que liquidar

2. Será más fácil que elijas la fórmula societaria más ventajosa 

La elección de la fórmula societaria que se adapte a tus necesidades es igualmente importante. ¿Cuál es el grado de responsabilidad que deseas tener? ¿Qué fórmulas dan más autonomía? Por ejemplo, un autónomo puede cubrirse constituyendo una Sociedad Limitada Unipersonal (S.L.U.), para evitar responder por todo su patrimonio. Todas estas cuestiones se pueden consultar a un asesor fiscal, de manera que te indicará cuál es la personalidad jurídica que has de elegir.

3. Conocerás las posibles exenciones a las que acogerte

El desconocimiento de autónomos y PYMES con respecto a la legislación no solo afecta a los pagos, sino también a las posibles exenciones o bonificaciones existentes. En este sentido, el trabajo de los asesores fiscales se centra en informar puntualmente de las distintas modificaciones legales. Hay que recordar que, por defecto, la Agencia Tributaria no cobra de menos. En consecuencia, tener quien te informe de los cambios de normativa que puedes aprovechar es sumamente interesante.

4. Ahorrarás tiempo

El ahorro de tiempo es otra de las consecuencias prácticas de contar con un asesoramiento fiscal. En primer lugar, porque sabes lo que tienes que hacer en cada momento y evitas trámites innecesarios. Por otra parte, porque, si lo deseas, es la asesoría la que se puede encargar de las declaraciones y liquidaciones. Si tenemos en cuenta que el tiempo, a la larga, es dinero, no hay que obviar esta cuestión. 

5. Ahorrarás dinero

Uno de los reparos habituales a la contratación de un asesor fiscal es el del coste de sus honorarios. En realidad, suele compensar, puesto que ahorras tiempo en trámites burocráticos, sanciones y conoces las exenciones disponibles. La mayoría de autónomos y PYMES ahorran un dinero importante gracias a este servicio. Y, además, hay que recordar que desgrava como gasto a la hora de presentar las declaraciones fiscales.

Conclusión

La contratación de un asesor fiscal de confianza es importante si lo que quieres es que tus ingresos rindan más y ahorres gastos. A la larga, indudablemente, compensa. En IF Assessors contamos con un equipo de profesionales especializados en asesoría fiscal y contable. Te animamos a que nos contactes para conocer mejor nuestros servicios. 

Consejos para llevar bien la contabilidad de una empresa

contabilidad empresa

La contabilidad de una empresa es fundamental, por cuestiones legales, pero también de comprobar cuál es el estado real de la misma. Aquí te damos algunos consejos para que su gestión sea la correcta y puedas llevar al día y de manera correcta la contabilidad de tu empresa. 

7 consejos para gestionar correctamente la contabilidad de una empresa

Recuerda que la contabilidad de una empresa es imprescindible para una gestión eficiente. Por lo tanto, tener en cuenta estos consejos resulta sumamente importante. Las pautas que adjuntamos ayudarán a medio plazo, y mucho:

1. Utilizar el ERP adecuado para tu empresa

La automatización ya es un hecho en la práctica totalidad de las empresas, pero el ERP que utilices ha de cumplir dos condiciones. En primer lugar, que esté debidamente actualizado, por cuestiones de información y seguridad. Por otra parte, y no menos importante, ha de incluir los módulos necesarios, tanto de contabilidad con el CRM para tratar con los clientes, la facturación y, si es necesario, el de inventario. En definitiva, se trate de que tengas la herramienta indicada con las funciones necesarias, minimizando las opciones de error.

2. Asesórate sobre tus obligaciones tributarias

Es fundamental que sepas qué impuestos, cómo y cuándo debes pagarlos. Y, en ese sentido, la legislación española tiene un alto grado de complejidad (IS, IVA, IRPF, IAE…), y, además, según el territorio, los tipos de gravamen pueden variar mucho. Por lo tanto, te recomendamos que confecciones un calendario fiscal y que cuentes con un asesor fiscal para PYMES, que te indique tipos de gravamen y recargos. De esta manera, evitarás el problema de no pagar cuando debes y los temidos recargos.

3. Actualiza con frecuencia tu base de datos

La actualización frecuente de la base de datos tiene que ver, también, con una contabilidad de calidad. Por ejemplo, teniendo bien las referencias de tus clientes y proveedores. De esta manera, te asegurarás de que las facturas están correctamente asignadas, lo que es bueno para que no tengas que duplicar esfuerzos. 

4. Comprueba periódicamente los balances

Los balances se tienen que comprobar periódicamente, no solo por cuestiones legales, sino para ver que están equilibrados. Por ejemplo, es una práctica interesante si quieres ver si tienes varias facturas pendientes de pago. También es bueno para comprobar si puedes renegociar pagos, en el caso de que así lo necesites.

5. Revisa los sistemas de seguridad

Los sistemas de seguridad se deben revisar con frecuencia y, además, garantizar que el acceso al ERP sea posible solo por parte de personal autorizado. Recuerda que las sanciones de la Ley de Protección de Datos a este respecto son severas, así que te conviene trabajar esta cuestión. 

6. Asegúrate de que todo se registra en tiempo y forma

Las entradas y salidas de dinero se tienen que registrar puntualmente para que no haya descuadres. Y esto implica, evidentemente, que la contabilidad se encargue de plasmar esos movimientos. En consecuencia, este es uno de los pasos ineludibles.

7. Y revisa si tu contabilidad se ajusta a tus objetivos

Si bien esta es una cuestión más a largo plazo, no por ello es menos relevante. Tienes que cerciorarte de que la contabilidad de la empresa se ajusta a los objetivos que te marcaste en tu Plan de Negocio. Y, afortunadamente, hoy un ERP permite hacer una revisión rápida de tus masas patrimoniales, así como de las cuentas de pérdidas y ganancias.

Conclusión

Llevar de manera correcta contabilidad de una empresa es clave, de ahí que una buena gestión también lo sea. ¿Necesitas ayuda o asesoramiento? En IF Assessors contamos con un equipo de profesionales cualificados en asesoría fiscal y financiera para autónomos y PYMES. ¡Contáctanos!

¿Qué es un contrato indefinido fijo discontinuo?

El contrato fijo discontinuo, pese a ser una modalidad existente de siempre en nuestra legislación laboral, ha ganado protagonismo con los cambios recientes. Este artículo te explica en qué consiste y sus principales características. 

El contrato fijo discontinuo: definición y características

Un contrato fijo discontinuo es aquel que se firma con carácter indefinido, pero solo durante determinados meses del año. Esto significa que, cuando la actividad de la empresa se detiene, el contrato se suspende y no se paga una retribución. Ahora bien, la empresa queda obligada a llamar al trabajador por escrito cuando reanude la actividad. 

Asimismo, el contrato también ha de contener una serie de detalles: la duración (en días o meses)de la actividad, la formaen la que se hará el llamamiento para la reincorporación y la duración de la jornada laboral. 

Recordemos que, por defecto, la nueva legislación laboral obliga a hacer contratos indefinidos, salvo causa justificada. Esto ha provocado, por ejemplo, que el número de trabajadores fijos discontinuos aumente exponencialmente, con respecto a las mismas fechas del año pasado. 

Por lo tanto, es importante que se conozcan las principales características de esta modalidad contractual. Las más relevantes son estas:

Duración del contrato

El Estatuto de los Trabajadores, donde se regula esta modalidad, nada dice del mínimo de tiempo que al año que se puede contratar. En consecuencia, y aunque es indefinido, puede ser perfectamente de un mes. Y esto tiene lógica, habida cuenta que hay empresas que solo trabajan 2 o 3 meses anuales. Lo que sí que se establece, claramente, es la obligatoriedad de realizar el llamamiento por escrito.

Otro aspecto que hay que señalar es que el trabajador fijo discontinuo puede serlo a jornada completa o a tiempo parcial. Eso sí, para que se pueda contratar a tiempo parcial, se tendrá que dar una razón de peso, porque, por defecto, tiene que ser a jornada completa.

Indemnización por despido

La indemnización por despido, en el caso de los contratos fijos discontinuos, se calculará de forma proporcional al periodo trabajado. Y, por supuesto, dependerá de si es un despido improcedente o por causas objetivas. Por ejemplo, si alguien ha trabajado 3 meses durante 12 años, le correspondería la indemnización proporcional a 3 años completos. 

Eso sí, conviene diferenciar el montante de la indemnización con los complementos de Antigüedad. En este caso, y a efectos salariales, sí que se tendrá en cuenta el ejercicio entero, aunque se trabajen menos meses.

Empresas que lo utilizan

Las empresas e instituciones que utilizan esta modalidad de contrato son varias. Por ejemplo, es común en el sector agrícola, sobre todo en verano y otoño. También hay que hacer referencia a sectores como el de la alimentación, muy centrados en la campaña navideña. Además, también es habitual que ayuntamientos e instituciones contraten brigadas antiincendios o socorristas en verano. Otro caso paradigmático es el de la hostelería.

Conclusión

El contrato indefinido fijo discontinuo está teniendo un creciente protagonismo, y te interesa saber cómo y cuándo utilizarlo. En IF Assessors disponemos de un equipo de especialistas en asesoramiento laboral que te pueden facilitar las claves. ¡No dudes en contactarnos si tienes interés en saber más!