Pensiones en favor de familiares, todo lo que debes saber

Los familiares de una persona fallecida pueden solicitar diferentes tipos de pensiones. Las más conocidas son la pensión de viudedad y orfandad, pero ¿sabías que también existen las pensiones familiares? En este artículo te lo contamos todo sobre este tipo de pensiones, en qué consisten, qué requisitos exigen, quién puede solicitarlas, cuál es su cuantía y cuándo se extinguen.

Qué son las pensiones familiares

La pensión en favor de familiares es una prestación pública que se concede a los familiares que han convivido con la persona fallecida y dependían económicamente de la misma. Para tener acceso a esta pensión deben cumplirse determinados requisitos.

Requisitos de las pensiones familiares

La pensión a favor de familiares es una prestación de tipo contributivo, para tener derecho a la misma se debe de acreditar: 

Situación del causante

  • Si el causante estaba en alta o en situación asimilada al alta: el fallecido tiene que tener cotizados 500 días dentro de un período ininterrumpido de 5 años inmediatamente anteriores al fallecimiento o 15 años a lo largo de toda la vida laboral.
  • Si el causante no estaba en situación de alta: el fallecido tiene que tener 15 años cotizados a lo largo de su vida laboral
  • Si el causante es pensionista, no se exige periodo de cotización.
  • Si la muerte del causante es por accidente o enfermedad profesional, tampoco se exige periodo de cotización.

Situación del beneficiario de la pensión

Además de los requisitos correspondientes a la cotización del causante, los beneficiarios de la pensión tienen que cumplir las siguientes condiciones: 

  • Haber convivido, como mínimo dos años, con el fallecido. 
  • No ser beneficiario de otra prestación pública, excepto la de orfandad y viudedad.
  • Carecer de medios para subsistir y estar en situación de desamparo. 

Quién puede solicitar la pensión 

La pensión a favor de familiares puede solicitarse por los siguientes parientes del causante:

  • Madre y abuelas.
  • Padre y abuelos.
  • Hijos/as y hermanos/as.
  • Nietos/as y hermanos/as.

Cuantía de la pensión

La cuantía de la pensión es del 20% de la base reguladora de cotización del fallecido. El importe, por tanto, es distinto en función de la situación concreta que tuviera el fallecido. En el caso de que no exista cónyuge con vida ni hijos con derecho a la prestación, esta podrá incrementarse en un 52%. Si existen varios beneficiarios con derecho a la pensión, el importe no podrá superar nunca el 100% de la base reguladora.

Cuando se extinguen la pensiones familiares

La pensión a favor de familiares se extinguen por diversos motivos, en función del grupo de perceptores: 

En el caso de que los beneficiarios sean nietos/as y hermanos/as, se extinguirá: 

  • Cuando cese la incapacidad que otorga el derecho a la pensión
  • Por cumplimiento de la edad máxima, salvo incapacitados.
  • Por adopción.
  • Por contraer matrimonio, salvo excepciones.
  • Por comprobarse que no falleció el trabajador desaparecido.
  • Por fallecimiento.

En el caso de que los beneficiarios sean ascendientes e hijos y hermanos del causante, se extinguirá: 

  • Por fallecimiento.
  • Por contraer matrimonio. 
  • Por comprobarse que no falleció el trabajador desaparecido.

¿Quieres saber si tienes derecho a una pensión a favor de familiares, o quieres solicitarla? En IF Assessors ofrecemos un servicio integral de asesoramiento a nivel laboral, fiscal, contable, jurídico y financiero. Garantizamos un servicio profesional y de calidad, prestado por profesionales expertos en cada materia. ¡Consulta con nosotros! En IF Assessors te asesoramos para que elijas siempre la opción más beneficiosa y rentable para ti.

¿Cómo contabilizar la bonificación en el combustible?

El impacto en los precios por la guerra de Ucrania ha llevado al Gobierno a implementar una bonificación en el combustible. ¿Sabes cómo se tiene que contabilizar? Aquí te damos más detalles. 

Cómo hay que contabilizar la bonificación en el combustible

La bonificación del combustible, por lo general, no suele generar un gran problema de contabilidad cuando se trata de particulares. Sin embargo, cuando se trata de profesionales, ya sean propietarios de estaciones de servicio, transportistas u otras empresas, sí que se exige una contabilización especial. El Real Decreto-Ley 11/2022 extiende la bonificación hasta el 31 de diciembre.

Muchas han sido las dudas acerca de cuál era el método correcto para contabilizar, y la respuesta de la Administración es muy reciente: el 11 de julio, a través del Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC), se estableció un criterio definitivo. Por ejemplo, los autónomos no van a tener que contabilizar, si no lo desean, la bonificación en sus libros de cuentas. Sin embargo, sí lo tienen que hacer las empresas. 

La contabilización de esta bonificación se tiene que hacer siguiendo lo que determina el Plan General de Contabilidad de 2007. Aquí indicamos cuáles son las maneras de contabilizar la bonificación, según el caso:

Compras de combustible

La compra de combustible, en la factura, se puede contabilizar, ateniéndonos al principio de importancia relativa, como descuento sobre la base imponible. Esto es, que se reducirán 20 céntimos por litro con respecto al coste de venta de cada litro. Así, el precio final de compra se reducirá, tomando como referencia las cuentas del Grupo 6 (600, 601, 602 o 607). Hay que señalar que esto tiene su correlato en el IVA soportado (477). No en vano, has de tener presente que el 21 % de IVA se va a aplicar sobre la base imponible. De lo contrario, habrá un descuadre en la caja que obligará a rehacer la factura.

Existe, sin embargo, otra posibilidad de contabilizar las compras de combustible, aunque es menos habitual. En este caso, lo que se haría es contabilizar esta bonificación en la cuenta de pérdidas y ganancias como subvención de explotación. Aun siendo esto posible, el consumidor final no suele optar por esta solución porque burocratiza la contabilización. Es conveniente, en todo caso, que cuentes con asesoría financiera especializada

Ventas de combustible

Las ventas de combustible, por parte del distribuidor, se tienen que contabilizar como un crédito a la Hacienda Pública. En este sentido, en el asiento se contabiliza la venta al cliente y el crédito ante la Hacienda. Por lo tanto, lo que se tendrá que hacer es utilizar la cuenta 470 (Hacienda Pública, deudora por diversos conceptos) a la hora de contabilizar esos 20 céntimos, mientras que el restante se pasará a través de la cuenta 430 (Clientes).

El concepto es que el vendedor anticipa una cantidad que, posteriormente, Hacienda tendrá que satisfacer. En consecuencia, esa es la forma correcta de llevar la cuenta de las bonificaciones. 

Conclusión

Hacer un cálculo correcto de la bonificación en el combustible es muy importante para evitar problemas con la agencia tributaria. En IF Assessors contamos con un equipo de especialistas en asesoramiento fiscal y contable que te puede ayudar. ¡No dejes de contactarnos!

¿Qué empresas están obligadas a presentar un Plan de Igualdad?

El Plan de igualdad es el conjunto de medidas que las empresas deben implementar en su organización. Su objeto es garantizar la igualdad de trato y oportunidades entre mujeres y hombres en el ámbito laboral y eliminar la discriminación por razón del sexo.

El Plan de igualdad está regulado en La Ley Orgánica 3/2007, de 22 de marzo, para la igualdad efectiva de mujeres y hombres, y en el Real Decreto-ley 6/2019, de 1 de marzo, de medidas urgentes para garantía de la igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres y hombres en el empleo y la ocupación. ¿Quieres saber qué empresas están obligadas a presentar un Plan de igualdad? Pues sigue leyendo, aquí te lo contamos.

Empresas obligadas a tener un Plan de igualdad

La obligatoriedad para las empresas de tener un Plan de igualdad se ha ido estableciendo de forma progresiva, según el tamaño de las empresas. En función de esta obligatoriedad paulatina, los plazos de implantación del Plan de igualdad son los siguientes:

  • Las empresas con más de 150 trabajadores deben tener el Plan de igualdad desde el 7 de marzo de 2020.
  • Las empresas entre 100 y 150 trabajadores deben tener el Plan de igualdad desde el 7 de marzo de 2021.
  • Las empresas entre 50 y 100 trabajadores tienen que tener el Plan de igualdad desde el 7 de marzo de 2022.

La obligación afecta a todo tipo de organizaciones, tanto empresas privadas como organismos o instituciones públicas, así como asociaciones y organizaciones sin ánimo de lucro.

Por otra parte, las empresas con menos de 50 trabajadores también tienen la obligación de tener un Plan de igualdad, en el caso de que así lo exija el Convenio Colectivo aplicable o cuando la autoridad laboral lo imponga dentro de un procedimiento sancionador. 

¿Qué puede pasar si una empresa obligada a ello no tiene un Plan de igualdad?

Las empresas que están obligadas a tener un Plan de Igualdad deben de tenerlo elaborado en las fechas señaladas e inscribir su contenido en un registro público. La falta de cumplimiento de esta obligación puede conllevar la imposición de graves sanciones por parte de la Inspección de Trabajo.

¿Cuál es la vigencia de un Plan de igualdad?

El Plan de Igualdad tiene una vigencia de cuatro años. En ese plazo, las empresas deben implementar las medidas reflejadas en el mismo. Cuando llegue el momento de la renovación se harán constar las mejoras obtenidas. El objetivo es que con cada renovación la exigencia de las medidas sea cada vez mayor respecto al anterior Plan de igualdad.

¿Cuál es el contenido de un Plan de igualdad?

Las fases para la elaboración de un Plan de igualdad son las siguientes:

  • Nombramiento de la comisión negociadora para realizar el Plan de igualdad, con representación de los trabajadores y la empresa.
  • Diagnóstico previo de la situación de la empresa.
  • Auditoria retributiva para evitar la brecha salarial y propuesta de un plan de actuación, en el caso de que se detecten desigualdades retributivas.
  • Redacción del Plan de Igualdad con las medidas concretas que la empresa deberá implementar para evitar la desigualdad y discriminación dentro de la empresa por razón del sexo.

 El Plan de igualdad deberá inscribirse en el Registro de Planes de Igualdad correspondiente a la autoridad laboral competente.

¿Y tú, has realizado ya el Plan de igualdad de tu empresa? En IF Assessors contamos con personal especializado en la elaboración e implementación del Plan de Igualdad obligatorio para tu empresa. ¡Contacta con nosotros! Te ofrecemos un servicio personalizado y totalmente adaptado a las necesidades concretas de tu empresa.

¿Qué es necesario para construir una sociedad limitada?

La Sociedad Limitada es una de las sociedades mercantiles más utilizadas por los pequeños negocios. Esta entrada te indica cuáles son las principales condiciones que has de cumplir para constituirla. 

Las condiciones para constituir una Sociedad Limitada

La Ley de Sociedades de Capital (LSC) indica cuáles son las principales condiciones exigidas para constituir una Sociedad de Responsabilidad Limitada (SRL). Por lo general, estas son reducidas, de manera que es una forma legal idónea para autónomos y PYMES. Estos son los principales requisitos que se tienen que cumplir, ordenados cronológicamente:

Certificado de denominación social

El primer paso que tienes que dar es cerciorarte de que el nombre de tu sociedad mercantil no exista ya. Para realizar este trámite, tendrás que dirigirte al Registro Mercantil Central. Recuerda que solo podrás seguir los siguientes pasos cuando tengas el certificado negativo de denominación social. De lo contrario, por ejemplo, no puedes dirigirte a una entidad financiera para depositar el dinero. 

Abrir una cuenta bancaria y depositar el capital social

La apertura de una cuenta bancaria a nombre de la sociedad, una vez que tengas el certificado negativo, es imprescindible. Por otra parte, esa cuenta ha de tener un capital mínimo depositado de 3.000 euros, que es el que se exige para constituir las sociedades limitadas; eso sí, no hay ningún límite para que ingreses cantidades superiores si lo consideras oportuno. Cuando hayas abierto la cuenta, has de disponer de un certificado del banco que justifique el depósito

Estatutos de la sociedad

Los Estatutos de la sociedad establecerán el funcionamiento interno de la misma, así como sus órganos. Estos tienen que seguir lo que establezca la LSC, pero existe un margen de autonomía importante. Hay que recordar que el capital social mínimo es de 3.000 euros y que, actualmente, se puede constituir una SRL unipersonal. Lo más habitual es que se encargue una asesoría de la redacción, siguiendo las indicaciones del socio o los socios. 

Existen elementos que van a ser obligatorios en todos los Estatutos. Por ejemplo, los órganos de gobierno, la frecuencia en la que estos se reúnen y el proceso de toma de decisiones, así como de transmisión de las participaciones sociales. 

Escrituras

Las Escrituras son el documento público de constitución de la sociedad, han de firmarlas todos los socios, y se tienen que hacer ante notario. Igualmente, se aportarán los Estatutos para que sean validados. Es obligatorio proporcionar el certificado negativo de denominación social y el certificado de la entidad financiera que acredite el depósito del capital social mínimo.

Por otra parte, conviene indicar que los socios han de ser españoles (y aportar el DNI) o extranjeros con un NIE. Por lo tanto, en el caso de extranjeros, se exigirá un proceso de regularización a través de visados o de residencia para poder constituir la sociedad. 

Conclusión sobre la constitución de una Sociedad Limitada

La constitución de una Sociedad Limitada, para que no conlleve problemas burocráticos ni retrasos, ha de hacerse con asesoramiento legal especializado. ¿Quieres constituir una sociedad mercantil y necesitas ayuda para saber cuál es la mejor opción? El equipo de profesionales de IF Assessors puede ayudarte. ¡Contáctanos para tener más información!