Blog

This is the default subtitle

Facebook pagará aquí los impuestos por los ingresos que genere en publicidad local

Facebook da un giro a su estructura fiscal en todo el mundo: a partir de 2018 el gigante de la tecnología empezará a facturar sus ingresos publicitarios allá donde se generen, siempre que tenga una sede regional (cuenta con 25 en todo el mundo). Por tanto, abonará en cada país los impuestos por su actividad.

“Facebook ha decidido cambiar hacia una estructura de ventas local en aquellos países donde tenemos oficinas, para respaldar las ventas de los anunciantes locales. En términos simples: significa que los ingresos por publicidad que respaldan nuestros equipos locales no serán contabilizados por la sede internacional de Dublín, sino que serán registrados por nuestra compañía local de cada país”, ha anunciado a través de un comunicado Dave Wehner, director financiero de la compañía.

La sede de Facebook de Menlo Park, en California, seguirá siendo su cuartel general en Estados Unidos. Y Dublín continuará siendo su sede internacional. Pero no a efectos fiscales, ni en lo que se refiere a las ventas de todo el mundo, que ahora se repartirán por todos los países que cuenten con estructura propia, 25 en total, entre ellos España, Italia, Alemania y Francia.

La sucursal española de Facebook es en realidad una sociedad que actúa principalmente como intermediaria de Facebook Ireland Limited, la matriz que recopila los ingresos del resto de filiales europeas, para reducir la factura fiscal. Dublín ofrece grandes ventajas tributarias. Por eso, las grandes corporaciones mundiales han trasladado allí sus sedes europeas. Es una práctica legal pero que ha suscitado grandes críticas en los últimos años. Y ha provocado que instituciones como la OCDE o la Comisión Europea lancen una cruzada contra estas estrategias fiscales agresivas.

En 2016 los ingresos apuntados en España eran de 7,86 millones de euros. Pagó solo 182.775 euros por el impuesto de sociedades. La red social emplea en España 22 trabajadores. Teóricamente, cuando aplique el cambio que hoy ha anunciado, todo lo que su oficina española ingrese en concepto de publicidad, se facturará y pagará impuestos en España.

Add comment